Vivimos en una época de grandes retos ambientales, donde las comunidades menos favorecidas son las más vulnerables. El cambio climático es un monstruo que llego para quedarse y que amenaza nuestra supervivencia. Por lo que, es necesario que las nuevas generaciones conozcan desde la infancia cómo hacerle frente a este mundo cambiante.

Bajo este marco, la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Costa Rica ha venido trabajando con niños de comunidades de San Carlos y Cartago. Para esto, capacito a los estudiantes del proyecto de Trabajo Comunal Universitario (TCU) TC-264 en las herramientas para poder ser agentes de cambio y transformación social. Esto con el fin de concientizar efectivamente a la niñez de estas zonas acerca del cambio climático.

El pasado sábado 27 de octubre se realizó el primer taller de este tipo dirigido a participantes del TCU TC-264, contó con la participación de 16 estudiantes de carreras como ingeniería química, ingeniería eléctrica, agronomía, entre otras. Estuvo a cargo del estudiante Mark Lu, quien ha facilitado los temas de habilidades blandas en el Programa de Liderazgo con Desarrollo Humano.

La idea del taller fue integrar la parte teórica con la práctica. En la primera parte, se trabajaron algunos conceptos importantes, como lo son los temas de la motivación, comunicación e inclusión social. Posteriormente, los estudiantes tuvieron la oportunidad de vivir las actividades desde ambas perspectivas: facilitándolas y como participantes. Se busco aprender haciendo.

Lo anterior se puso en práctica el lunes 5 de noviembre. Este día se realizó una visita a la ONG Pueblito Costa Rica donde los estudiantes de TCU pudieron aplicar las herramientas aprendidas al trabajar con niños en condición de vulnerabilidad. Dada la buena experiencia, se espera seguir estos procesos en busca de la concientización acerca del cambio climático y la transformación social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *